Agaricus blazei Murill natural, recién recogido en una plantación en la Sierra de Piedade, a escasos metros del Trópico de Capricornio.

Agaricus blazei Murill natural, recién recogido en las montañas de Piedade, a escasos metros del Trópico de Capricornio.

La información de esta entrada está mucho mejor documentada en los artículos del capítulo de blazei.org – la Blazeipedia: Mitos, leyendas y aprovechamientos comerciales mediante errores o publicidad engañosa sobre el Agaricus blazei Murill, Agaricus brasiliensis, Cogumelo do Sol, Agaricus Sylvaticus Shaeffer, o champiñón del Sol. Esa colección de artículos de blazei.org han dejado anticuada a esta entrada.

Esa información también se complementa mucho mejor con los artículos del capítulo de blazei.org sobre distintos tipos de Agaricus blazei Murill o champiñón del Sol en actividad farmacológica, gradación o ausencia de actividad frente a patologías y como alimento funcional dependiendo del tipo de seta.

El Agaricus blazei Murilll, o champiñón del Sol, es una seta culinaria y medicinal de clima tropical que reúne en sí, si es natural y óptima en su producción – a campo abierto, en entorno tropical, dependiendo del sustrato, época, clima y estirpe micelial -, así como si también es óptima en envase y almacenamiento, tanto el ser uno de los mejores champiñones del mundo en valores fruitivos y nutricionales – una de las mejores setas gastronómicas del mundo -, como también uno de los alimentos más intensivamente investigados como alimento funcional y en relación con las propiedades que acredita frente a diversas patologías, algunas muy graves.

Sin embargo, como realmente se hace popular es merced a la publicidad agresiva con la que se promociona en Internet de modo comercial, en relación con sus propiedades terapéuticas contra el cáncer, en general. Pero esa publicidad agresiva oculta que existen muchos tipos de Agaricus blazei Murill o champiñón del Sol, y que los estudios, experimentos in vitro y ex vivo, experimentos con animales, las observaciones y ensayos clínicos publicadas en literatura científica con los que se promocionan de modo tan agresivo se han llevado a cabo con producciones naturales a campo abierto en entorno forestal tropical, y dependiendo de la época de cosecha, el sustrato y el clima, así como de la cepa micelial específica utilizada; algo que no cumplen la generalidad, la inmensa mayoría de los sitios de Internet, que extrapolan comercialmente esos estudios científicos y casos acreditados a sus propios productos: producciones de invernadero – puesto que se trata de una seta de clima tropical; producciones de invernaderos incluso en el propio Brasil, puesto que son muchísimo más rentables; y un pandemónium de extractos, derivados, cápsulas, comprimidos y pastillas fabricados con los mismos, sobre los que no hay ningún estudio, y lo mejor que se puede esperar de los mismos es que sean prácticamente inocuos.

Como no paran de sucederse nuevos trabajos científicos publicados y noticias, este resumen puede quedar desactualizado, por lo que, además de las entradas en este blog, conviene consultar un portal actualizado sobre información de calidad acerca del Agaricus blazei Murill, champiñón del Sol o portobello de Almendra, AbM.objectis.net.

Como alimento de alto valor gastronómico, de alto valor fruitivo y nutricional, en el estado actual de la ciencia, en realidad se trataría de una casual adaptación y variedad en Brasil de uno de los mejores y más célebres champiñones gastronómicos en tiempo, el Agaricus Subrufescens Peck.

Como alimento funcional, como lo califican de modo posible la inmensa mayoría de los trabajos publicados en literatura científica, acreditaría en seres humanos sanos la reducción de grasa corporal, de grasa infiltrada en las vísceras, de azúcar y colesterol en la sangre, efectos hipotensivos en personas con la tensión alta o medianamente alta, así como la potenciación del sistema inmunológico y la elevación significativa del porcentaje de células NK (“Natural Killers”) activas.

En relación con las propiedades que se investigan o que ha evidenciado en experimentos animales, in vitro, ensayos clínicos, observaciones clínicas y casos descritos en literatura científica, ha evidenciado actividad antitumoral muy significativa, antimetastática, antimutagénica, antiangiogénica y antioxidante en distintos tipos de cáncer; la minoración muy significativa de los efectos colaterales de la quimioterapia y radioterapia, restaurando valores suprimidos por las mismas, con la consiguiente potenciación de su eficacia; propiedades contra algunos tipos de diabetes, hipertensión, hepatitis B y C, acreditadas todas, además de por experimentos animales, a través de ensayos clínicos a doble ciego y con placebo; mediante experimentos animales y observaciones y ensayos clínicos, también ha evidenciado efectividad frente algunos tipos de leucemia y patologías hepáticas; también se ha descrito efectividad contra alergias y dermatitis atópica, niveles altos de colesterol en la sangre; contra la ostoporosis … En experimentos animales, ex vivo e in vitro con tejidos y células humanas, se ha demostrado efectividad como bactericida y viricida, frente al streptoccocus pneumoniae, stafiloccocus aureus, encefalopatía equina, peritonitis fecaloidea, o irradiación masiva, por ejemplo. En experimentos animales, in vitro y ex vivo también ha evidenciado propiedades renoprotectoras, uroprotectoras y antivirales.

Ahora bien, la inmensa mayoría de los trabajos científicos donde se describe, por no decir prácticamente todos los publicados en las revistas científicas de mayor índice de impacto se realizan con un tipo específico de Agaricus blazei Murill, no todo es el mismo, ni mucho menos, y la inmensa mayoría de lo que se comercializa con publicidad agresiva es posible que no acredite nada (cuando no, algunos extractos metílicos, con independencia del tipo de seta utilizada, podrían llegar a ser incluso potencialmente nocivos para la salud, en el estado actual de la ciencia). Todos esos trabajos se han llevado y se llevan a cabo con un Agaricus blazei Murill producido con una cepa específica, cultivado de modo natural a campo abierto, en un entorno tropical, puesto que se trata de una seta tropical, teniendo en cuenta el substrato, el clima, la época del año, …; también los modos de conservación y el envase …

Incluso entre las producciones a campo abierto en Brasil se encuentran diferencias muy significativas, la ausencia de muchas propiedades en algunas, la abolición de algunas funciones biológicas inducidas en otras, o la gradación de sus propiedades dependiendo de las distintas producciones, emplazamientos, modos de cultivo …

La ignorancia sobre este champiñón y/o el beneficio derrota(n) a la ciencia y a la ética en ese sentido.

En este blog se recogerán informaciones veraces y reales sobre el Agaricus blazei Murill o champiñón del Sol, así como se pondrán en evidencia los mitos, leyendas, medias verdades y extrapolaciones interesadas comercialmente con las promocionan de modo agresivo, atendiendo a la gravedad de las patologías que sufren muchas personas, una multitud de sitios comerciales en Internet.

Para muchos, el mejor champiñón del Sol, Agaricus blazei Murill, se puede conseguir a través de agaricus.es.