Alimento funcional

Tras haber reiterado correos electrónicos a farmacia-internacional.net, debido a los contenidos imposibles científicos y legales con respecto a las cápsulas de Agaricus blazei Murrill (en realidad, Murill) de Hifas da Terra que comercializan, a través de solostocks.com, volví a encontrar esa oferta, pregunté por ella, y me remitieron a farmacia-internacional.net de nuevo. He aprovechado para remitir una carta al farmacéutico titular de la misma, en la esperanza de obtener en esta ocasión alguna respuesta con respecto a las dudas científicas e histórico-legales planteadas.Se reproduce a continuación el tenor de esta carta, a la espera de respuesta:

Sobre el producto Champiñon del sol 31 caps. Agaricus brasiliensis – Agaricus blazei – champiñón del Sol

Fecha: Hoy 15:46:43

De: David Gutiérrez López

Para: …@farmacia-internacional.net

Estimado …,

el producto Champiñon del sol 31 caps. agaricus brasiliensis – agaricus blazei – champiñón del Sol, que comercializan, a través de sus páginas se ha acreditado que fue puesto en el mercado contra prohibición expresa del Ministerio de Sanidad y Consumo, injusta en el caso de la seta deshidratada – aunque es mi opinión, y si el MSC no rectifica, que seguiría actualmente.

Me consta, porque fui el que dio a conocer el Agaricus blazei Murill en España. También fui el que le puso el nombre común en español de champiñón del Sol – aunque me refería a la variedad original del Agaricus blazei Murill natural, producido a campo abierto en las montañas de Piedade (en el estado actual de la ciencia, como puede comprobar fácilmente en literatura científica, no es por asomo ni de lejos lo mismo que las producciones de interior o en otros emplazamientos).

Así mismo, fui el primero en instar su reconocimiento legal en España, para poder importarlo; procedimiento que duró más de veintiséis meses, y gracias a la generosa intervención del Reino de los Países Bajos y la Comisión Europea. No obstante, ya se ponía en el mercado cuando todavía no se reconocía legalmente en España.

El 10 de febrero de 2006 me fueron retenidas en Aduanas unas importaciones al amparo de la autorización específica concedida en tiempo y forma legales. Durante año y medio, y oficialmente, según mis expedientes, hasta el 1 de octubre de 2007, en los más impresionantes contenidos imposibles e irregularidades, el Ministerio de Sanidad y Consumo mantuvo una prohibición expresa de la puesta en el mercado de este champiñón como no fuera en estado fresco; se prohibía la puesta en el mercado deshidratado y, por ende, sometido a cualquier transformación.

Que esta prohibición expresa fuera un despropósito, según mi convencimiento moral, no quita que fuera la legalidad vigente. Cabe reprochar a Hifas da Terra, su proveedor, que, conociendo esa situación a ciencia cierta, no hiciera nada. En realidad volví a ser yo el que soportó más de año y medio, para que se reconociera legalmente que el champiñón del Sol deshidratado pudiera ponerse en el mercado. En el mantenimiento de objetivos contenidos imposibles por parte del Ministerio de Sanidad y Consumo, apelé a las autoridades alimentarias de hasta cuatro Estados miembros más, que gentil y generosamente me dieron la razón y, en inacción del MSC, incluso alguna se ofreció a realizar gestiones ante otros Estados y ante la Comisión. Recibí también la confirmación en dos ocasiones de la Comisión Europea. Todas las altas instituciones del Estado no hicieron nada porque el MSC rectificara, y terminé recibiendo una llamada desde Bruselas por parte del máximo responsable de la Comisión (en evaluación de alimentos), siendo mi convencimiento moral que para que no estallara un escándalo, de la bola de nieve que una mota había terminado produciendo. Días después, se me reconocía de nuevo la importación del champiñón deshidratado.

A la fecha en que Vds. ponen en el mercado ese bote de cápsulas de esa variedad de Agaricus blazei de Hifas da Terra, mal llamado por esta empresa “champiñón del Sol” – para eso fui yo quien le puso el nombre, el Sr. Ministro de Sanidad y Consumo se ratificaba en la prohibición expresa de puesta en el mercado de todo lo que no fuera el champiñón en estado fresco.Por tanto, por injusta que fuera esa Instrucción con la semiconserva de este champiñón, era la legalidad vigente, que nadie sino yo combatió, y ganó.

Pero esas cápsulas estaban prohibidas cuando Vds. las pusieron en el mercado. Con la doctrina del MSC – y esta vez, con el propio Reglamento (CE) 258/97, y hasta con la opinión personal que me trasladó el máximo responsable de la Comisión en materia alimentaria – esas cápsulas podrían continuar infringiendo la normativa vigente, y estaría prohibida su puesta en el mercado, hasta que no se sometieran a lo establecido por dicho Reglamento (CE).

Abunda en esa posible situación legal la promoción e información del producto que suministra Hifas da Terra. Pero, a mayor abundamiento, la publicidad que han venido manteniendo en las páginas de farmacia-internacional.net constituye, según mi opinión, un auténtico despropósito en el estado actual de la ciencia. Difícilmente se podría dejar de pensar que, de algún modo, siquiera moral, podría constituir publicidad engañosa.

Le rogaría que tuviera a bien documentarse en las publicaciones científicas, y comprobar cómo, en el estado actual de la ciencia, todas las propiedades que les atribuyen, sólo en algunas se han descrito realmente; que lo han sido con cepas y modos de producción de la seta a campo abierto en Piedade o en Okinawa, pero nunca con producciones de interior en Galicia; que las producciones de interior no acreditan esas propiedades que les atribuyen en su publicidad; que los extractos, menos aún; que estipular además una dosificación sobre esas cápsulas, además de esa variedad de Hifas da Terra, cuando en el estado actual de la ciencia todavía no se tiene claro cómo adaptar la dosificación diferente que cada persona necesitaría, en ensayos clínicos reglados, y además con variedades de Agaricus blazei censadas y ensayadas, no con esas producciones de interior, constituye un auténtico despropósito en el estado actual de la ciencia. Si no es capaz de encontrar las publicaciones científicas regladas que demuestran esta situación – a la vez que son críticas y censuran implícitamente en muchas ocasiones este aprovechamiento comercial de cualquier variedad de Agaricus blazei, y más, de sus más rentables extractos, con gusto intento darle referencias.

Pero, aún más, y sólo como ejemplo, en modo alguno excluyente; sólo como anécdota. Si esta seta se hizo famosa en las publicaciones científicas de los años 90 por ser la que más beta-glucanos 1-6-D exhibía; si las producciones de interior acreditan muchos menos que las de a campo abierto, y éstas, a su vez, muchas diferencias entre sí, según el emplazamiento (tropical, es una seta de clima cálido); si todo eso está demostrado, también lo está que Agaricus blazei de Piedade muestra una concentración de beta-glucanos mayor que esas cápsulas de Hifas da Terra, de las que además afirman que su diferencia con la seta en polvo es la concentración de 6 a 9 veces mayor de esos beta-glucanos. Esto es, ni para ser de interior esa variedad de Agaricus blazei mostraría una composición química en beta-glucanos mínimamente aceptable.

De hecho, para ser la seta que más beta-glucanos presenta, nos encontramos con que las cápsulas de Ganoderma Lucidum, Reishi, también de Hifas da Terra, muestran en su composición nutricional el doble. Y, pese a ello, todas esas propiedades que atribuyen a las cápsulas de Agaricus blazei de Hifas da Terra las fundamentan en los beta-glucanos, siendo así que en el estado actual de la ciencia los mecanismos que explican su actividad farmacológica son una miríada de compuestos activos más. Y, en el estado actual de la ciencia, la composición, no ya cuantitativa, sino cualitativa entre las distintas variedades a las que la explosión comercial y el ansia de beneficio dieron lugar, hace que la inmensa mayoría no acredite absolutamente nada o casi nada.

Por favor, D. …, como farmacéutico, documéntese en literatura científica antes de atribuir esas propiedades y dosificación indicada a esas cápsulas, “suplemento nutricional” que Vds. comercializan contra el cáncer, con los severos despropósitos en el estado actual de la ciencia y en el carácter histórico del estatus legal de este champiñón en España que sus páginas de farmacia-internacional.net han venido a acreditar fehacientemente.

Como ya he pedido a farmacia-internacional.net, por favor, retiren esa publicidad con la que promocionan esas cápsulas, o presenten estudios clínicos reglados que las prueben – en el estado actual de la ciencia le aseguro que no podrían probarlo con esa variedad y con esas cápsulas de Agaricus blazei Murill; y menos, por los mecanismos que exponen, obviando los verdaderos principios activos que se han descrito y que, en su ausencia en su publicidad, no cabe más que pensar que no estarían presentes en ese producto.

Y como también les he pedido, sin respuesta, den explicación de cómo pusieron ese producto en el mercado contra la prohibición expresa del MSC, como se acredita de miles de páginas de mis expedientes al respecto, a todos los niveles y los más altos que se pueda imaginar; y den garantías de que ese suplemento alimenticio que comercializan, además de retirar esa publicidad o promoción que sería un despropósito en el estado actual de la ciencia, está legalmente autorizado a ser puesto en el mercado; y más, como “suplemento nutricional” contra el cáncer, según se deduce de sus páginas. O bien, especifiquen exactamente qué es lo que comercializan, porque no se corresponde con la publicidad que le han venido dando.

Agradeciéndole por anticipado si en esta ocasión me hacen caso, reciba un cordial saludo,

David Gutiérrez López.

blazeipedia.eu.org - buscador académico sobre el Agaricus blazei Murill o champiñón del Sol

Esta carta, en relación con anteriores entradas de este blog, se relaciona, por ejemplo, con la de 8 de abril, Farmacia-Internacional.net y las paradojas legales y científicas cuando distribuyen las cápsulas de Agaricus blazei de Hifas da Terra, mal llamado por ella como champiñón de Sol; la del 30 de marzo de 2009, Sobre los aspectos históricos, legales, científicos y publicitarios de las cápsulas de “champiñón del Sol” de Hifas da Terra; la del 3 de abril de 2009, Más sobre los aspectos legales, científicos y publicitarios de las cápsulas de champiñón del Sol de Hifas da Terra; la de 5 de enero de 2009, Errores de promoción: Especialista en cultivo de Champiñón del sol o Cogumelo do Sol ; o con la de 15 de abril de 2009, de modo no excluyente en absoluto.

Agaricus.es - el verdadero champiñón del Sol

Agaricus.es - el verdadero champiñón del Sol

Para resúmenes de literatura científica sobre este champiñón extraordinario, recomendaría en mi insultante ignorancia al farmacéutico titular que revisara la enciclopedia sobre el Agaricus blazei Murill o champiñón del Sol, blazei.org; o la base de datos y buscador académicos sobre el Agaricus blazei Murill, blazeipedia.eu.org; o el buscador de información de calidad sobre el Agaricus blazei Murill, agaricus.eu.org; en los aspectos de su historia legal, las páginas sobre el verdadero champiñón del Sol, o Agaricus blazei Murill de Piedade natural, agaricus.es; o la entrada del blog champisol.wordpress.com de 30 de enero de 2009, Se han incluido explícitamente el Agaricus blazei y todos las conservas por métodos autorizados en el Código Alimentario Español;  o la del 2 de febrero de 2009, de este blog, Se han incluido explícitamente el Agaricus blazei y todos las conservas por métodos autorizados en el Código Alimentario Español.

Cuando expresamente se está venidiendo un “sumplemento nutricional” contra el cáncer, como se deduce de esas páginas de farmacia-internaciona.net a fecha de hoy, qué menos que pensar un poco en los consumidores finales …

Confío en que en esta reiterada ocasión, el Sr. farmacéutico titular cambie esa publicidad o promoción agresiva de esas cápsulas; no indique dosificación; y dé garantías de que ha venido comercializando esas cápsulas sin oponerse a ninguna prohibición expresa del Ministerio de Sanidad y Consumo ni en contra de la doctrina que éste ha venido aplicando a esta seta fresca, en conservas y a sus derivados.

Dispone de este blog para hacer libremente todos los comentarios que considere. Sea por el bien de todos, pero, especialmente, de los consumidores y del público.

Anuncios