Hoy he recibido una llamada de un responsable de Phytovit, S.L., indicándome que el viernes por primera vez alguien con alguna relación con esta empresa vio las entradas de este blog relativas a agaricus.net, y a cómo plagiaban páginas mías, sin rectificar, como publicidad, mencionando en todas esas entradas que su distribuidor en España era Phytovit, S.L., según se exponía en las propias páginas de agaricus.net (hasta que esa indicación o mención a Phytovit, S.L. fue eliminada tras la última entrada referida a agaricus.net, sobre los plagios y los contenidos científicos y legales imposibles).

Me manifestaba reiteradamente mi gentil interlocutor de Phytovit, S.L., primero, que agaricus.net no mencionaba a Phytovit en sus páginas para España, y, exponiéndole que lo han hecho, y durante años, me manifestaba que nunca habían conocido que las páginas de agaricus.net hacían mención a Phytovit, S.L. como la venta directa en España de esos productos de agaricus.net.

En todo caso, esas entradas de este blog se fundamentaban, en sus referencias a Phytovit, S.L., en la propia información que suministraba agaricus.net en sus páginas para venta en España.

En concreto, esa información sobre venta a través de Phytovit, S.L. de los productos de Agaricus blazei de agaricus.net se mantuvo durante años en las páginas de agaricus.net, hasta su súbita retirada con inmediata posterioridad a la última entrada (y enésima) en este blog en relación con el mantenimiento por parte de agaricus.net de esas copias descaradas de las que fueron páginas personales mías; entrada de 27 de marzo de 2009, Además de las irregularidades en las cápsulas de Hifas da Terra, por ejemplo Agaricus.net continua copiando en su publicidad el contenido literal de una página de lo que fue la primera versión de abm.objectis.net, donde además se incidía en los contenidos imposibles y legales de lo publicitado por agaricus.net.

El gentil y cortés responsable de Phytovit, S.L., tras indicarme que Phytovit, S.L. no aparecía en las páginas de agaricus.net, y yo indicarle que se acredita que sí, aunque retiraran esa información, como se dice en el párrafo anterior, con inmediata posterioridad a esa última entrada sobre agaricus.net,  me manifestó que nunca habían sabido que agaricus.net utilizaba el nombre de Phytovit, S.L (y su número de teléfono) para sus propios fines.

Lo que agaricus.net ponía en sus páginas en relación con Phytovit, S.L., razón por la que yo lo mencionaba, es, con tenor literal:

Ventas: Phytovit S.L – España –  Tlf. (958) 087063

A fecha de hoy, 28 de abril de 2009, a las 00:14, aunque retiraran apresuradamente esa información agaricus.net después de esa última entrada sobre ellos en este blog, se puede comprobar por cualquier usuario de Internet, en la caché de algunos buscadores y otras páginas. Por ejemplo, en google, en la siguiente dirección:

http://209.85.229.132/search?q=cache:p_BWi17G5uoJ:agaricus.net/spain/index.html&cd=9&hl=es&ct=clnk&client=iceweasel-a

(entre otras direcciones con acceso desde Internet).

Por tanto, recojo en esta entrada lo que me ha manifestado el gentil interlocutor de Phytovit, S.L. He explicado porqué me refería a Phytovit, S.L. en esas entradas sobre agaricus.net, y en pocos días daré también estás explicaciones, aclaraciones y rectificaciones en el resto de entradas donde se mencione a Phytovit, S.L.

Destacar que es comprensible por mi parte haber entendido que “Ventas: Phytovit S.L – España –  Tlf. (958) 087063” indicaba que Phytovit, S.L. vendía a través de ese teléfono los productos de agaricus.net.

Destacar también la mala fortuna de que sólo ahora, que fue borrada esa referencia a Phytovit, S.L. en esas páginas de agaricus.net, se haya dado cuenta la Empresa del uso que de su nombre y número de teléfono hacía agaricus.net sin su consentimiento.

De igual modo, destacar de modo deducido y en pura lógica que, habiendo sido durante mucho tiempo agaricus.net los números uno en los más utilizados buscadores de Internet – google.es – por Agaricus blazei, o Agaricus blazei Murill, o incluso “champiñón del Sol” en español, o no recibieran ninguna llamada en Phytovit pidiendo esos productos, puesto que figuraba su número de teléfono; o si la recibían y les exponían, como me ha expuesto el gentil interlocutor de Phytovit, S.L., que ellos no comercializaban esos productos, no se percataran durante años de que su teléfono figuraba en esas páginas de agaricus.net, y les pidieran explicaciones a agaricus.net y una rectificación.

A fecha de hoy, aunque desde agaricus.net han retirado esa mención de ventas a Phytovit, S.L. y su teléfono, agaricus.net persiste en la copia literal de antiguas páginas personales mías como promoción, presentación o publicidad (la primera versión de abm.objectis.net, el portal sobre el Agaricus blazei Murill o champiñón del Sol; copia de esa primera versión de textos obra en expedientes administrativos en España). Así que le he rogado a este gentil representante de Phytovit que, si se pone en contacto con el aparente responsable de esas páginas para Europa, D. George Otto, le pida en mi nombre, ya que en infinidad de ocasiones anteriores no ha hecho ni caso, que también retire las copias a mis páginas de ese antiguo borrador, porque, desde luego, ni fue autorizada esa copia, y ni siquiera se referían a lo que agaricus.net comercializa.

Anecdóticamente, me comentaba este gentil interlocutor de Phytovit que nunca comercializaron los productos de agaricus.net, por las irregularidades y falta de documentación o autorizaciones necesarias precisas para ponerlos en el mercado, según se lo exponía el Sr. Otto, hablándole de importaciones a través de Portugal y Alemania … Reproduzco un correo recibido del Sr. Otto, de fecha 5 de abril de 2005, cuando ya me había sido reconocida la importación del champiñón del Sol deshidratado por primera vez (después vendría la sobrevenida Instrucción 34/IM/2006, del MSC), y por primera vez me quejaba a agaricus.net de que:

– hubieran puesto con su publicidad para España el producto en el mercado español mientras a mí no se me permitía, hasta que se me concedió;

– me hubieran copiado mis páginas;

– y cómo podían poner en el mercado esos derivados del Agaricus blazei Murill.

Qué duda cabe que no me entendió bien, y que ya entonces tenían un representante en España – ya me habían informado que en el País Vasco lo distribuían -, o lo pretendían:

Dear Mr/Mrs.
I have received your e-mail and forwarded to spain to see what the problem is and how we can help you.

Anyway, we know from our years of experience that an direct import to Spain with new herbal products is not possible, even with Agaricus blazei Murill.

Therefore we import through Portugal or Germany where it is 100% totally
legalized.

From our experience you can re-direct the merchandise which is in Spain and than get the customs procedure in some other country.

Kindly regards

Estimado Sr./Sra..
He recibido su correo electrónico y lo he reenviado a España, para ver cuál es el problema y cómo podemos ayudarle.

De cualquier modo, sabemos por nuestros años de experiencia que una importación directa a España con nuevos productos de hierbas no es posible, incluso con el Agaricus blazei Murill.

Así que importamos a través de Portugal y Alemania, donde está totalmente legalizado al  100%

Por nuestra experiencia, puede redirigir la mercadería para España y hacer el procedimiento aduanero otro Estado

Saludos cordiales

A título de nuevo anecdótico, cuando el Ministerio de Sanidad y Consumo dictó la Instrucción 34/IM/2006, por la que no se podía poner en el mercado más que el Agaricus blazei en estado fresco – prohibiéndolo deshidratado y en forma de cualquier derivado – y mientras, por ejemplo, Hifas da Terra lo ponía en el mercado de esas formas prohibidas por el MSC, sin ayudarme en nada a que esa Instrucción no siguiera vigente, hasta que en solitario lo conseguí año y medio más tarde, recibí unos documentos de la gentil y generosa Autoridad alimentaria federal alemana, donde, en el primero, aunque se me daba la razón con respecto a mis argumentos, y que con la normativa comunitaria sí podía poner la semiconserva del champiñón en el mercado, puesto que el MSC motivaba esa Instrucción 34/IM/2006 con su particular interpretación de la normativa comunitaria, se me informaba también que en Alemania no lo podría hacer; en el segundo sopresivo documento de esa gentil administración competente germana, de abril de 2007, se me indicaba que, de acuerdo con mis argumentos, los tenían en cuenta para el champiñón deshidratado – no con lo que hacía y hace agaricus.net – y sí podría ponerme en contacto con las autoridades competentes de los Länder (Estados federales con las competencias en materia alimentaria) para su puesta en el mercado alemán.

Es decir, qué raro suena también que en Alemania esos derivados de Agaricus blazei estuvieran 100 % legalizados en 2005, cuando en 2007 recibía yo esos documentos oficiales alemanes.

A mayor abundamiento, aunque la Comisión Europea ni ninguno de otros cuatro Estados miembros nunca me lo manifestó, el MSC se ratifica en que el Agaricus blazei Murill no podía ponerse en el mercado de Alemania sino como medicamento autorizado , según había declarado la República Federal de Alemania en sede comunitaria …

¡Cuánto ha pasado desde entonces!, hasta que se me concedió todo de nuevo, después de haberme arruinado la vida totalmente, mientras empresas como Hifas da Terra lo ponían en el mercado de modo masivo (sus producciones de esas variedades de interior y más rentables e improvisadas cápsulas) y no se preocupaban por prohibición alguna del MSC, y hasta que incluso se recogió posteriormente la inscripción expresa en el Código Alimentario Español … (no desde luego gracias a empresas como Hifas da Terra, que no se preocupó de Instrucción alguna del MSC)

Si el gentil representante de Phytovit se pusiera en contacto con agaricus.net, para quejarse o pedir rectificación por haber utilizado su nombre y teléfono al venir poniendo en sus páginas, hasta su reciente retirada de las mismas, “Ventas: Phytovit S.L – España –  Tlf. (958) 087063“, le rogaría de nuevo que intercediera y le trasladara una nueva queja mía a agaricus.net, por continuar copiando literalmente lo que eran mis borradores de páginas personales como su presentación y/o publicidad o promoción para ese tipo de seta y esos derivados, a los que tampoco se refería ese borrador mío, a mayor abundamiento y más torticero aprovechamiento por parte de agaricus.net.