Esta mañana he ido a El Corte Inglés a comprobar la diferencia de calidades abismal que existe entre el Agaricus blazei de Hifas da Terra – mal llamado por esta empresa champiñón del Sol – y el que importo desde Piedade. Y me he quedado asombrado de los despropósitos que mantienen en su envase y de otras cosas.

Publicidad engañosa y plagios

Publicidad engañosa y plagios

Se puede leer en el envase de ese champiñón deshidratado de Hifas da Terra que el mismo es o era utilizado por los indios amazónicos. ¡Qué barbaridad! ¡Qué manera de engañar, añadiendo un aliciente tan exótico y atractivo, como radicalmente FALSO! ¿Para qué utilizaban los indios amazónicos ese champiñón de producción de interior en Galicia que se encuentra en El Corte Inglés, Sres. de Hifas da Terra? ¿Qué quieren dar a entender con esa mentira radical con fines meramente publicitarios …?

Como se exponía en la entrada de 27 de julio de 2008, Mitos y leyendas con ánimo comercial o por desconocimiento, y deduciéndose ya a estas alturas que despropósitos como esa publicidad falsa no es por desconocimiento, sino deliberada, las montañas de Piedade, en la Sierra de Piedade, en el Estado brasileño de Sao Paulo, en Brasil, se encuentran a miles de kilómetros del Estado de Amazonas, del río Amazonas y de la selva amazónica … Y esta seta, una variedad y adaptación natural afortunadísimas del Agaricus subrufescens Peck, original del Este de Estados Unidos, se redescubre en 1965 por un agricultor relativamente cerca de Tapiraí, en la Sierra de Piedade, en Sao Paulo. Comienza una tímida producción comercial muy a finales de los años setenta, y es a lo largo de los años noventa cuando una demanda disparada en Japón, en virtud de las propiedades que estudios científicos le atribuían a la seta original natural de Piedade, y no a las improvisadas y oportunistas producciones en cualquier sitio, tanto lo hace conocido, como induce las leyendas que, como se comprueba, continúan sin escrúpulo alguno aparente por parte de para quienes el beneficio ha de superar siempre a la ciencia y a la historia verdadera.

Se recordaba ese despropósito con fines meramente comerciales, una, siquiera, moralmente, publicidad engañosa, en la entrada de 30 de marzo de 2009, Sobre los aspectos históricos, legales, científicos y publicitarios de las cápsulas de “champiñón del Sol” de Hifas da Terra. Y a tenor de semejante despropósito, que se puede apreciar en El Corte Inglés, se vuelve a repetir aquí.

Dígnese Hifas da Terra en ofrecer una explicación, en contradecir la información verdadera sobre este champiñón en blazei.org; en explicar los soberbios contenidos imposibles legales y científicos de la promoción de ese champiñón que producen, cómo lo pudieron poner en el mercado mientras era yo sólo el que combatía la Instrucción 34/IM/2006, del Ministerio de Sanidad y Consumo, que lo prohibía expresamente, así como el despropósito también histórico legal y científico de las cápsulas que ponen en el mercado, …

A ver cuándo Hifas da Terra, http://www.hifasdaterra.com, Farmacia-Internacional, farmacia-internacional.net, AmaTuSalud, amatusalud.com, o elbazarnatural.com se dignan en ofrecer una explicación a lo que se ha reiterado, en lo legal, en este blog y otros sitios, en artículos como. Puede consultarse la historia legal del Agaricus blazei Murill o champiñón del Sol en España en agaricus.es, en otra entrada de este blog, Se han incluido explícitamente el Agaricus blazei y todos las conservas por métodos autorizados en el Código Alimentario Español, o La inclusión explícita del Agaricus blazei Murill o champiñón del Sol en el Código Alimentario Español,en champisol.wordpress.com, por ejemplo.

A ver cuando ofrecen una explicación en lo científico a tenor de la promoción con que, por ejemplo, todavía, farmacia-internacional.net hace de las cápsulas de este champiñón producido en Galicia en el apartado contra el cáncer, como se expone en entradas como la de 3 de mayo de 2009, Respuesta a comentario de un consumidor de cápsulas de Agaricus blazei de Hifas da Terra por parte de farmacia-internacional.net, que las distribuye (por cierto, farmacia-internacional.net borra los comentarios que ponen en evidencia los tremendos contenidos imposibles en lo legal y en lo científico de esas cápsulas … ); o a la entrada de 22 de abril de 2009, Sobre el producto Champiñon del sol 31 caps. Agaricus brasiliensis – Agaricus blazei – “champiñón del Sol” – de Hifas da Terra, comercializado por www.farmacia-internacional.net; o a la entrada de 23 de abril de 2009, Errores sobre el champiñón del Sol en el número 346 de la revista Integral, donde se recoge una carta al Sr. Farmacéutico titular de farmacia-internacional.net, con los despropósitos científicos y legales de esas cápsulas de Hifas da Terra que comercializan en su apartado contra el cáncer …

Por otra parte, se agradecería en esa puesta en el mercado del Agaricus blazei Murill que produce Hifas da Terra en Galicia que, por lo menos, se pudiera distinguir la forma, el perfil de esa seta, y no la masa amorfa que presentan la mayoría de los trozos, dando también idea, para el que conozca de verdad esta seta, de esas calidades …

comagar¡Cómo el beneficio puede acreditarse que derrotó a la legalidad y a la ciencia! Siendo este champiñón, si natural de Piedade, una de las mayores maravillas de la naturaleza, ¡cómo se ha podido venir arruinando sin mayor finalidad que un afán de lucro sin otras consideraciones científicas – sobre los distintos tipos y las faltas de calidades y propiedades en la mayoría de esas producciones improvisadas y más rentables todavía derivados! Desde luego no es lo mismo que el verdadero mejor champiñón gastronómico del mundo, una de las mejores setas culinarias, para muchos, que vino intentando importar agaricus.es, el verdadero champiñón del sol, el Agaricus blazei Murill natural de Piedade.

Dígnense alguna de esas empresas antes citadas, que obtienen además más beneficios con el despropósito añadido de las cápsulas de esa variedad como complementos alimenticios, con unas propiedades atribuidas o insinuadas que no existirían probablemente, en el estado actual de la ciencia, en indicar con qué fecha se produjo la notificación de puesta en el mercado de esas cápsulas como complementos alimenticios, como una manera mucho más rentable de poner en el mercado esa seta, ahora de interior, de cualquier manera que les resulte más provechosa, antes de que lo tenga que preguntar yo directamente a la autoridad sanitaria competente.

A tenor del ya muy irregular reportaje que hicieron en DSalud, algunas empresas habrían aprovechado para hacerse de oro, sin reparar que en el fondo se podía estar jugando con la vida y las esperanzas de salud de muchas personas que sufren patologías muy graves. Sin saber yo ni la naturaleza pseudocientífica de esa revista, ni que iban a publicar lo que quisieron, se inició la leyenda en España de esta seta, pero en la forma de variedades que no acreditarían las actividades farmacológicas que se les atribuyen en esos sitios mencionados, por ser variadades de interior y de cepa micelial incierta -el mero hecho de ser de interior ya hace que mute la cepa micelial, aunque fuera la originaria, dando lugar también a otra composición e, incluso, a variaciones de su morfología. Peor todavía, pero mucho más rentable, en el caso de los improvisados derivados en forma de cápsulas.

Y lo que está claro que menos les importó todavía durante años era saber que legalmente no podían poner nada de eso en el mercado; fui el único en luchar e instar su reconocimiento legal, en un infierno de años, sólo para que siguieran aprovechándose, donde el beneficio y la aparente añadida ausencia de escrúpulos morales o legales, vino y continua derrotando a la ciencia.

Anuncios