Siempre lamenté haber improvisado el nombre común de champiñón del sol para el Agaricus blazei Murill, en lugar de seta de almendra o champiñón del almendra, como luego se hizo las lenguas correspondientes de otros Estados miembros de la Unión Europea en el Catálogo de Nuevos Alimentos de la Unión Europea.

Confío que, a mi petición a la Administración competente española y a la que voy a dar entrada a la Comisión Europea, se reconozca oficialmente también en ese catálogo, como desde 2004 se reconoció ese nombre común en español como champiñón del sol hasta en el propio Brasil, como se evidencia en el reportaje Pequeños y poderosos. Dinorah Ereno. Pesquisa FADESP. 100 – 06.2004.