En la sección de actualidad de blazei.org se pueden observar los resúmenes y referencias a tres nuevos trabajos científicos, un experimento animal contra alergias, otro in vitro contra el cáncer de mama humano, y uno muy significativo sobre las distintas clases de Agaricus blazei y su ausencia de efectos inmunomoduladores contra en cáncer en experimentos animales, si esa seta no está contaminada por una endotoxina. Con ello se podría abundar en el futuro en más evidencias científicas de una presunta ligereza y en un presunto aprovechamiento comercial inexcusables de muchas empresas que comercializaron esta seta de interior con una publicidad agresiva.

La contaminación por endotoxinas del extracto de Agaricus blazei Murrill potencia las respuestas inmunológicas en ratones e inhibe el crecimiento de implantes de sarcoma 180 in vivo

(10/11/2010) En Pubmed se puede acceder al resumen del trabajo científico Endotoxin contamination of Agaricus blazei Murrill extract enhances murine immunologic responses and inhibits the growth of sarcoma 180 implants in vivo; también recogido en la blazeipedia.eu.org, el buscador académico sobre el Agaricus blazei o champiñón del sol.Una contaminación de esta seta con una bacteria GRAM-negativa podría hacer sus actividades descritas en este artículo mucho más efectivas, al punto que reduciendo o aumentando los liposacáridos a los que dan lugar las paredes de esas bacterias es cómo se evidencia la ausencia o la presencia de actividad biológica. Ya en 2002 unos prestigiosos profesores de la Universidad de Granada tenían la intuición de la presencia o influencia de un microorganismo. Qué duda cabe que esta nueva evidencia abunda en la evidencia de Distintos tipos de Agaricus blazei Murill y muy significativas diferencias entre ellos.

Kobayashi, H., & Masumoto, J. (2010). Endotoxin contamination of Agaricus blazei Murrill extract enhances murine immunologic responses and inhibits the growth of sarcoma 180 implants in vivo. J Environ Pathol Toxicol Oncol, 29(2), 159–168.

Serán interesantísimas esas nuevas investigaciones, si es que queda algo de la seta original todavía, después de que el beneficio derrotara sistemáticamente a la ciencia; e incluso se fuera perdiendo la seta óptima como el alimento excelso que es, en el sentido culinario o gastronómico sólo.